Gresquitas vs Hombres de Atons

Todo el que pudo ver el partido disputado por Gresquitas y Hombres de Aton, comprobó que los de Aton merecieron ganar el partido desde el primer minuto.

Vaya por delante que el que suscribe no quiere quitar mérito a la victoria de los de Aton, pero existe un claro culpable de que en el minuto 5 de partido, los Hombres de Aton ganaran a Grescas por 0-3. Y ese culpable es claramente la licra y su uso en material deportivo.

Ocurrió el pasado domingo que, a causa de diversas lesiones y procesos gripales, Gresquitas compareció con lo puesto, comenzando el partido con su quinteto titular y un único recambio en la banda. El problema es que el jugador que quedaba de refresco en la banda era el que suscribe, y por culpa de la camiseta de licra que utilizan Gresquitas, dicho jugador tenía el aspecto más de una bombona de butano que de futbolista.

Este hecho supuso que los de naranja, decidieran empezar economizando al máximo los esfuerzos ante la perspectiva de que una bombona de butano no iba a poder aportar mucho mas que algunos minutillos de descanso. La consecuencia de todo ello fue que los de Aton arrancaran con muchísima más intensidad que Gresquitas, siendo los primeros compases del partido un constante acoso a la portería de los de naranja.

Y claro, fruto de dicha presión asfixiante, comenzaron a caer los goles del lado de los Hombres de Aton. El primero de ellos convertido por Jaime Duarte de disparo lejano bien colocadito en la escuadra de la porteria gresca, defendida el domingo por Juan García, que merecerá comentario aparte.

En los siguientes minutos continuaron sumando goles los Hombres de Aton tras jugadas de equipo meritorias tras elaborar paredes y tirar balones al segundo palo. Nuevamente Jaime y Urbano se encargaron de fusilar al portero de los de naranja.

Minuto 5 de partido y el marcador era de 0-3. Se presagiaba debacle en el banquillo gresca, Vamos, estaba allí solo y esa era la impresión que me daba. Pero en ese momento apareció por Santa Fe uno de los jugadores franquicia de los naranjas, Alvarito. Los Grescas de la cancha que estaban tirando de casta para evitar más goles, se crecieron ante la perspectiva de contar con un recambio de talento y garantías y comenzaron a estirarse, con contras bien llevadas por Luis, Bola, Gallego y Mauri. Fruto de una de esas contras, Luis habilitó en la banda a Bola, el cual le pegó al balón con el alma, clavando el 1-3 en el marcador. Billy, que sustituía a Manolo en la portería, poco pudo hacer.

A partir de ese momento, pese a que los de Aton llevaban el peso del partido, el juego se equilibró, con la entrada de jugadores de refresco en Gresquitas. Se llegó al descanso con 1-3 en el marcador.

En la reanudación, los Hombres de Aton marcaron el 1-4 antes del minuto 10, por mediación de David asegurando de ese modo el marcador. A pesar de la diferencia, Grescas siguió atacando en arreones, con más casta que juego. Fruto de uno de esos ataques, nuevamente Bola finalizó su clásica jugada por banda con otro buen gol.

Con 2-4 finalizó el partido, gracias entre otras circunstancias, al gran trabajo realizado por los porteros de ambos equipos, Juan y Billy, que tenían el difícil papel de sustituir a Fernando Romero y a Manolo Barrios. Poca broma con eso. Sus respectivas actuaciones estuvieron copadas de grandes intervenciones, sin que ninguno de los dos pudiera hacer mucho más en las ocasiones que finalizaron en gol. Enhorabuena a los dos.

Gran y merecido triunfo de Hombres de Aton y enorme esfuerzo y casta demostrado por Grescas que, a pesar de la derrota, se fue a casa con la satisfacción de saber que se dio en la cancha el 100%. Enhorabuena a todos.

Carlos R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *